Cuál es la mejor vitamina para el cerebro

vitamina B La mejor vitamina que cubre muchos aspectos relacionados con la salud del cerebro es la vitamina B. Hay varias y cada una tiene una función importante para el cerebro. B1 (tiamina). B2 (riboflavina). B3 (niacina). B5 (ácido pantoténico).

¿Cómo hacer que nuestro cerebro sea más saludable?

Un buen comienzo es analizar lo que comemos.

¿Sabías que existe una relación entre la vitamina B12 y la demencia? Se ha comprobado que la vitamina B12 mejora la interacción de las células en el sistema nervioso; sin embargo, no hay noticias que avalen que esta vitamina revierta la demencia, aunque es necesario consumirla para no ser víctima de problemas similares.

Los alimentos que contienen esta vitamina son: entrañas de res, almejas, caballa, sardinas, salmón, queso, huevos y leche. Si no estás acostumbrado a consumirlo, te aconsejamos que lo tomes como complemento y así luchar contra los problemas de concentración.

Vitamina B12

Según Viatcheslav Wlassoff, Ph.

D. de BrainBlogger, la vitamina B12 puede ayudar a la recuperación después de un accidente cerebrovascular al apoyar el funcionamiento y el desarrollo saludable del cerebro y las células nerviosas.


Dado que la recuperación de un accidente cerebrovascular tiene que ver con volver a cablear el cerebro a través de la neuroplasticidad (que es la formación y el desarrollo de las células cerebrales), es fácil ver por qué la vitamina B12 es esencial durante la recuperación posterior al accidente cerebrovascular.

Vitamina C

Cuando piensas en la vitamina C, lo primero que te viene a la mente es sin duda la prevención del resfriado. Ahora bien, esta vitamina tiene una amplia variedad de beneficios para el cuerpo humano.

Uno de los muchos beneficios de la vitamina C es su participación en la producción de neurotransmisores. Quizás te estés preguntando ¿qué son los neurotransmisores? Son mensajeros en el cerebro que permiten la transmisión de información de una neurona a otra. Uno de estos mensajeros es el encargado de controlar la atención, y aquí entra en juego la vitamina C.

Antioxidantes (vitaminas C, E y betacaroteno)

Tras una lesión neurológica, el cerebro tendrá mucha inflamación en sus tejidos y células, y la mejor manera de contrarrestar este efecto es aumentar su consumo de antioxidantes.

Los antioxidantes que se encuentran en las vitaminas C, E y el betacaroteno ayudan a erradicar los radicales libres (moléculas inestables que dañan las células del cerebro) y reducen la inflamación en el cerebro.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario