Por qué los diabéticos no cicatrizan

La diabetes puede ser una dificultad en el proceso de cicatrización de heridas, ya que la enfermedad está asociada con ciertas complicaciones como la angiopatía diabética (daño a los vasos sanguíneos) o la neuropatía diabética (daño a los nervios).

Prevención de lesiones

Los especialistas demuestran que la mejor forma de evitar las complicaciones de las lesiones en los pies es evitarlas. Para lograrlo, hay ciertos hábitos que debe tener en cuenta Angélica Castillo, especialista en el cuidado del pie diabético:

  • Revisa todos los días tus pies en busca de ampollas, callos, zonas enrojecidas o muy muy. seco.
  • Revisa tu piel para detectar cualquier síntoma, como enrojecimiento, inflamación alrededor de la uña o dolor al tocarla. Si tiene alguno, consulte a su médico.
  • Mantiene los pies húmedos y la piel suave, ayudando a prevenir lesiones. No coloque crema o loción humectante entre los dedos para evitar infecciones por hongos. Si se desarrollan síntomas de pie de atleta, elija un gel en lugar de una crema, para que no queden residuos entre los dedos de los pies. Asegúrate de que tu pie ya esté seco antes de ponerte el calcetín.
  • Llevar calzado adecuado, ya que si los zapatos son demasiado apretados o demasiado grandes pueden causar ampollas. Procura que te quede lo mejor posible, preferiblemente cerrado para evitar lesiones en los dedos. Antes de ponértelas, revísalas a diario para que no queden piedras ni suciedad en su interior que pueda entrar accidentalmente y causar lesiones en la planta del pie.
  • Evite calcetines o calcetines que tengan costuras en los dedos de los pies o en lugares que rocen contra usted y le causen molestias. Si es posible, compre calcetines especiales para diabéticos.
  • Cuando se trata del cuidado de las uñas, lo mejor es acudir a un especialista. pero si no, córtalos con unas contratijeras romas para no cortar la piel. El mejor momento para hacerlo es después de lavar los pies, cuando están más suaves. Córtalos rectos, sin cortar las esquinas. Estos los archivan para que no te hagan daño.

    youtube.com/embed/cSpB2o-0UYE» frameborder=»0″ allowfullscreen>


    youtube.com/embed/k5cq6pa7RiQ» frameborder=»0″ allowfullscreen>
    Además, no corte demasiado las uñas, déjelas sobresalir 1 milímetro por delante de la bola en el dedo.

  • Si tienes callos, intenta alisarlos con una lima o piedra pómez. No lo corte con tijeras, porque la zona puede sangrar.
  • Para lavar los pies, usa agua tibia. Antes de mojarse el pie, toque el agua con el codo, porque si tiene neuropatía diabética, debido al daño en los nervios, es posible que no sienta la temperatura. Utiliza jabón neutro y no dejes los pies en el agua más de 5 minutos. Evite el uso de cepillos ásperos, para no dañar la piel. Lavar muy bien el pie, incluso entre los dedos. Finalmente, séquese bien los pies, con una toalla suave y colóquese entre los dedos.

Sugerencias para una cicatrización más rápida de heridas

  • Lávese bien las manos, antes y después de limpiar la herida.
  • Lavar la herida con un chorro de solución salina.
  • No utilices algodón. Use una gasa estéril con un desinfectante yodado y limpie de adentro hacia afuera.
  • No toques con las manos la parte de la gasa con la que vas a limpiar la herida.
  • Cubra la herida con una gasa esterilizada.
  • No utilice polvos antibióticos, ungüentos, remedios caseros o ungüentos sin receta médica.
  • Si la herida es extensa acudir inmediatamente a urgencias.

¿Cómo afecta la diabetes a la herida?

Las formas en que la diabetes afecta una herida son causadas por niveles altos de glucosa en la sangre, lo que puede reducir la circulación sanguínea en las piernas y los pies.

La diabetes médica puede prolongar aún más las heridas dependiendo de la afección que tenga. La angiopatía diabética daña los vasos sanguíneos y la neuropatía diabética daña los nervios.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario