Cómo elegir un colchón antiescaras

Estos tipos de colchones están diseñados específicamente para reducir la presión sobre los puntos de presión de tu cuerpo, lo que puede reducir el riesgo de úlceras por presión. Si buscas un colchón nuevo y quieres un colchón antipresión, hay algunos factores clave que debes tener en cuenta. En este artículo te daremos una guía completa para elegir un colchón antipresión adecuado para ti.

¿Qué es un colchón antiescaras?

Un colchón antiescaras es un colchón diseñado para reducir la presión sobre los puntos de presión de tu cuerpo, como las caderas y los hombros, cuando duermes. Estos colchones suelen estar fabricados con materiales como espuma con memoria o espuma con infusión de gel, que pueden aliviar los puntos de presión y ayudarte a dormir mejor. Además, estos colchones pueden utilizarse para tratar o prevenir las úlceras por presión.

Qué buscar en un colchón antipresión

Al comprar un colchón antipresión, debes tener en cuenta algunos factores clave. En primer lugar, debes ser consciente de la firmeza y el nivel de apoyo que necesitas. Los colchones de espuma con memoria suelen ir de muy blandos a muy firmes, por lo que es importante elegir uno que te proporcione la cantidad adecuada de apoyo. Además, debes tener en cuenta el tamaño y la forma de tu colchón. Si tienes requisitos especiales, como para una cama de hospital, puede que tengas que elegir un tamaño o una forma especiales. Por último, debes tener en cuenta tu presupuesto. Los colchones de espuma con memoria suelen ser más caros que los colchones tradicionales, así que es importante decidir cuánto estás dispuesto a gastarte en un colchón antiescaras.

Tipos de colchones antipresión

Hay varios tipos de colchones antipresión disponibles en el mercado. Entre ellos están los colchones de espuma viscoelástica, los colchones de espuma de poliuretano y los colchones de látex. Los colchones de espuma viscoelástica son una de las mejores opciones de colchones antiescaras, ya que proporcionan el máximo apoyo y se adaptan a la forma del cuerpo. También son fáciles de regular y pueden ayudar a reducir la presión sobre los puntos de presión del cuerpo. Los colchones de espuma de poliuretano son una buena elección para prevenir y tratar casos leves de úlceras por presión, ya que la espuma ofrece amortiguación y apoyo adicionales. Por último, los colchones de látex pueden proporcionar un alivio casi instantáneo de la presión sobre los puntos de presión del cuerpo, y son conocidos por su comodidad y durabilidad superiores.

Factores a tener en cuenta al elegir un colchón antiescaras

Además de los tipos de colchón, hay otros factores que debes considerar al elegir un colchón antiescaras. El material es un factor clave, ya que quieres asegurarte de que tu colchón sea cómodo y fácil de limpiar. La flexibilidad también es importante, ya que el mejor colchón antipresión debe ofrecer múltiples opciones de ajuste. Además, si perteneces a una categoría de mayor riesgo, como un centro médico, puede que necesites un colchón antiescaras especializado con mayores niveles de soporte.

Bonus – Colchones antiescaras recomendados para cada nivel de riesgo según la escala de Braden

Recomendamos adquirir un equipo de calidad, como el que se encuentra en los hospitales privados de Estados Unidos, la Unión Europea o los mejores hospitales mexicanos. Para las personas de riesgo medio con movilidad limitada y ocasional, debe considerarse el colchón de aire alternante Mobi 1 de Mobiclinic con compresor de PVC de grado médico, de 200 x 90 x 7. Para quienes necesiten mayores niveles de soporte, debería considerarse el colchón Mobi 2 de Mobiclinic con compresor, nylon y PVC, 200 x 86 x 9,5, 20 celdas.

Conclusión

Encontrar el colchón antiescaras adecuado es un factor clave para prevenir o tratar las úlceras por presión. Elegir el colchón adecuado a tus necesidades puede ayudarte a conseguir un sueño cómodo y de calidad y a reducir el riesgo de úlceras por presión. Al comprar un colchón antipresión, debes tener en cuenta el tipo de colchón, la firmeza y el nivel de apoyo necesarios, el tamaño y la forma del colchón, tu presupuesto y otros factores como el material y la flexibilidad. Además, existen en el mercado varios colchones recomendados con distintos niveles de riesgo. Siguiendo esta guía, no deberías tener problemas para elegir el colchón antiescaras perfecto para tus necesidades.

¿Que te ha parecido?